Investigación

Líneas de Investigación
Los objetivos generales de nuestro programa de investigación, basados en ampliar la química de nuevos radicales estables, se pueden concretar en:

El descubrimiento de rutas sintéticas racionales a nuevos radicales estables y sus complejos metálicos, i. e. ligandos radicales.

La gran mayoría de los complejos metálicos tienen ligandos que poseen una naturaleza diamagnética. Sin embargo, existen varias clases de complejos incluyendo radicales estables que se coordinan directamente al metal. Estos sistemas pueden ser potencialmente usados en aplicaciones sintéticas, pueden servir como sistemas modelos en química bioinorgánica y son también importantes en el contexto del magnetismo. Nosotros estamos recientemente desarrollando la química de coordinación de ligandos basados en el radical estable centrado en el carbono: 1,3-bisdifenileno-2-fenilalilo (BDPA, radical de Koelsch) y sus derivados.

 

Comprender como la estructura molecular influye en las propiedades de los radicales estables.

Usar radicales estables como bloques de ensamblajes “building blocks” en el diseño y construcción de nuevos materiales con propiedades insólitas o tecnológicamente deseables, en particular magnéticas.

Las redes de coordinación conteniendo iones metálicos paramagnéticos unidos entre sí mediante radicales estables son unas de las más prometedoras rutas para construir nuevos materiales magnéticos, pero los ejemplo de éstas redes son todavía muy raros y difíciles de llevar a cabo. Nosotros estamos desarrollando nuevas perspectivas en la química de coordinación de radicales estables.


Los principios del diseño molecular y supramolecular dominan nuestras ideas hacia las moléculas que hacemos, tal como lo hacen las publicaciones más recientes y los desafíos en la ciencia de materiales tales como el magnetismo molecular, la espintrónica y la nanotecnología.


En resumen, nuestro grupo de investigación está involucrado en la interfase de la química con la ciencia de los materiales. De tal manera que realizamos una combinación de química sintética altamente exigente que de por sí es un todo reto (orgánica, grupo principal, química de coordinación y organometálica) y de una amplia gama de estudios físicos, espectroscópicos y estructurales por cristalografía de rayos-X. Estamos interesados en problemas tanto de la química fundamental como aplicada y la motivación principal, detrás de la mayor parte de nuestra investigación, tiene su origen en publicaciones recientes, en oportunidades y en los problemas presentes en la ciencia de materiales y de la nanotecnología.


La síntesis de nuevas moléculas yace en el corazón de nuestra investigación; la mayor parte de nuestros proyectos implican una mezcla sustancial de elementos del grupo principal, compuestos orgánicos y de química sintética basada en metales de transición. También, hacemos uso de un amplio despliegue de métodos para estudiar nuestros compuestos. Además de las técnicas usuales de caracterización (NMR, MS, FTIR, UV-Vis-NIR, cristalografía de rayos-X, etc.) hacemos uso de otras técnicas para explorar aspectos específicos de la estructura electrónica de los radicales estables tales como la electroquímica, EPR y susceptibilidad magnética. También, empleamos métodos computacionales como herramienta complementaria a los estudios experimentales. La mayoría de todos estos métodos pueden ser realizados en nuestro Instituto y nuestro laboratorio está perfectamente equipado para nuestro trabajo sintético altamente exigente, incluyendo la preparación y la manipulación de compuestos extremadamente sensibles al aire y la humedad. Existen en nuestro Instituto las instalaciones necesarias para realizar toda clase de las técnicas habituales de caracterización molecular, de otro modo, hemos desarrollado colaboraciones muy buenas con científicos tanto del país como del extranjero para estudios físicos más especializados.

Volver